jueves, 3 de diciembre de 2009

La mejor protección, el condón

El preservativo se utiliza desde hace muchos años como método de prevención de enfermedades y de embarazos. Los hay de piel natural y de látex, y hoy día existe una amplia gama para satisfacer todo tipo de deseos y de fantasías.
Es preferible el uso de condones de látex para mayor seguridad ya que los de piel natural no protegen lo suficiente porque a través de sus poros pueden pasar ciertos virus, como el SIDA. Además, algunos llevan un deposito en al punta donde queda el semen recogido a la vez que evita que se rompa al quedar un espacio para el aire. Otros llevan un espermicida que destruye los espermatozoides. Una vez colocado el preservativo, ningún miembro de la pareja debe vivirlo como algo desagradable y fastidioso. Por el contrario, su uso es una muestra de sentido común, respeto y amor por tu compañero sexual.


El preservativo tiene sus ventajas e inconvenientes:

Ventajas:
- Es cómodo y fácil de poner.
- Es bastante eficaz.
- No es caro.
- De fácil adquisición (farmacia, supermercados).

Inconvenientes:
- Hay que parar para ponerlo.
- Algunos chicos sienten menos.
- Se puede romper.
- Se puede salir.
- Hay que retirarse justo después del orgasmo.

Protección para las chicas
De entre todos los métodos anticonceptivos, el único que protege de todas las ETS es el preservativo de látex, aunque su protección no sea del 100%. Tiene un capuchón cervical con espermicida y el diafragma también, lo cual hace que tenga una gran protección contra la clamidia y la gonorrea.


Así como el preservativo masculino, también tiene sus ventajas e inconvenientes:

Ventajas:
- Mayor sensibilidad.
- No aprieta.
- Más protección.
- Se puede usar sin espermicida.
- Se puede poner antes del acto sexual.

Inconvenientes
- Es costoso.
- Es difícil de conseguir.
- No resulta muy atractivo ni estético porque queda por fuera.
- Puede resbalarse hacia adentro.
- Es molestoso porque puede hacer ruido.
Para las chicas existe un nuevo condón femenino, más potente y efectivo que el preservativo masculino, que además tiene la ventaja de admitir cualquier otro tipo de lubricante. Está hecho de un plástico fino mucho más resistente que el látex.

La mayoría de adolescentes no utilizan ningún tipo de protección contra las enfermedades de transmisión sexual hasta pasado un año después de iniciar su vida sexual, a pesar de que algunos son bastante activos y tienen más de una pareja.
Es una responsabilidad y muestra de respeto hacia tu compañero sentimental el que te asegures de que no tienes ninguna enfermedad de transmisión sexual. Por lo tanto, debes de hacerte pruebas en el caso de que sospeches alguna posibilidad.
A algunos chicos y chicas les da vergüenza preguntarle a su pareja cuando tiene alguna duda, porque les parece que eso quita la emoción del momento o se da por hecho que dichas preguntas están de más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada